domingo, 31 de julio de 2011

Postales de Ergo Marconi


A-formico

Adiestrados para no sentir culpa, la mayoría de las personas naturalizamos aquellos actos que no nos gustan,  y los hacemos propios, con ello nos engañamos y así sentimos menos penas por hacer aquello que no nos interesa hacer. Eso hace también el Sr. Ergo Marconi, ya que sino no podría vivir. Su cabeza esta fragmentada, tanto que le cuesta discernir entre lo bueno y lo malo, ya que muchas veces hace las cosas con buenas intenciones pero producen resultados malos, negativos, muchas veces desastrosos. Entonces Ergo Marconi duda, duda todo el tiempo, piensa y repiensa cada uno de sus pasos, se vuelve un cuerpo sin gracia, se desdibuja en sus propios intentos, y se traza una y otra  vez pero con líneas cada vez mas tenues, borrosas, llenas de dolor.
Las formas lo abrumas y lo asfixian, se siente contenido en una caja llena de vértices y aristas, no encuentra otras maneras de habitar más que esas que lo palidecen, solo con los sentidos logra desarmar y desarmarse, encuentra espacios amorfos de estadíos perfectos. Pero son fugaces, luego nuevamente los espacios, las sombras, las dudas.
Ergo Marconi es un ser aparentemente normal, basándonos en los preceptos de normalidad bajo los cuales nos regimos socialmente, trabaja desde muy joven, muchas veces mas de lo normal, tiene sus actividades sociales organizadas, amigos, pareja y todo lo que ello hace de la vida de un sujeto. Mas nunca a dejado de sospechar de las formas, ello no lo hacen distinto hasta la anormalidad, sino que lo ubica en otro ángulo, el lo sabe, pero ya no le preocupa, mas bien lo disfruta.
Estando el, sentado en algún lugar de su casa, a veces empieza a sentir los encuadres que lo oprimen, que pintan sombras en las paredes, sabe que es imposible deshacerse de ellas pero no logra incorporarlas a sus espacios, a sus maneras de estar.
Así transcurren algunos días de Ergo Marconi, buscando deformarse, no para parecer distinto logrando una forma nueva y diferenciada, sino para desprenderse de todo tipo de ellas.

sábado, 9 de julio de 2011

Naufragios Caoticos

Al igual que la Filosofía y la espiritualidad, la vida y la muerte están necesariamente vinculadas, todo lo que existe esta inevitablemente condenado a dejar de existir. Todo ello regido por las fuerzas polares que gobiernan al mundo y que hacen de el una transformación constante, una mutación permanente, alejándolo de una idea estática de existencia.
Zambulléndonos nuevamente en un estado caótico,  podríamos hacernos la pregunta de porque el hombre no acepta esta actividad cósmica como gobierno de la vida? Entiendo que es porque se siente desprotegido, sin un piso firme en el cual dar sus pasos. Si bien esto ya fue dicho, la intención es ahora ahondar en el concepto y me surge la inquietud, ligada a la expresión de espiritualidad, haciéndome  sospechar que el hombre teme en ultima instancia, descubrir al hombre, encontrarse a si mismo, al propio ser. Inconscientemente estamos acostumbrados a rechazar todo aquello que nos liga a la abundancia que nos rodea y caemos en construcciones y parámetros de escasez, basando nuestros deseos en las figuras fundantes que nos culturizan, escapándosenos la atención de lo que verdaderamente nos sucede, el deseo interno, que es lo que de alguna manera nos hace vibrar,  nos hace picar el cuerpo.
Estos procesos de estandarización nos conducen a una limitación  en nuestra tarea de ser creativos, arrastrándonos así a una simulación circular de lo ya conocido. Implícitamente nos imponemos ciertas presiones que actúan sobre nuestra constitución subjetiva, muchas veces de una manera negativa ya que, bajo presión no es posible realizar ninguna función que tenga que ver con lo creativo, se ahoga el deseo sanguíneo, se termina en la misma mesa, con el mismo mantel, una y otra vez.
El escritor contemporáneo Hugo Mujica nos dice “Nuestro sistema se hunde en las carencias de generar sentido”, realmente es un atrevimiento de mi parte seguir escribiendo luego de tamaña reflección pero correré el riesgo, y me surge otra pregunta, será que nosotros como sujetos estamos quedando carente de sentidos?
Aquí retomamos el concepto de creatividad como piedra fundamental del desarrollo subjetivo, donde cada uno forja su propio destino en función al sentido que le da a su vida, ya que la vida por si misma no tiene sentido, no funciona como productora de sentidos sino de vida, y nosotros como sujetos debemos encontrarle el sentido a nuestra propia vida, pintar un arco iris con nuestros propios colores.
Lao Tsè hace a mi criterio una descripción en palabras, muy interesante sobre los sentidos a través de la explicación de su obra “El Tao”, de más esta decir que hago alusión a ello a titulo explicativo sin intención alguna de introducirme en un plano religioso. Muchos toman la traducción del Tao con el significado “camino”, a lo que el responde que según su interpretación, la traducción correcta  seria “sentido”, alejándolo así de todo tipo de existencia, intentando depositar aquello en el interior de cada uno de los sujetos.
Dando lugar a estos “no espacios”, logramos otros espacios, que tienen más que ver con nosotros y están constituidos por nuestra diversidad para expresarnos y contenernos en estas instancias caóticas,  nos permiten fusionarnos en un abrazo con la propia esencia.