domingo, 3 de abril de 2011

Poesías de los aromas dorados de las siestas

Cuando el sabio logra el pedestal excelso
El esplendor de la sabiduría
Pierde en el camino casi sin darse cuenta
La expresión más pura del ser, la inocencia
Volver, tiene que existir un camino de regreso
Porque sino estamos en presencia del funeral de la esperanza
El camino abierto al desconsuelo de la vida.

Tiene que haber una puerta que nos lleve de nuevo a la inocencia
Volver a ella me huele a la tibieza de un nido
Me huele a la alegría de saber
Que eres feliz porque estoy llegando
Y vivir entre los dos
La aventura fabulosa de alegrarnos la vida.


Daniel

2 comentarios:

  1. "Volver, tiene que existir un camino de regreso
    Porque sino estamos en presencia del funeral de la esperanza
    El camino abierto al desconsuelo de la vida."_ fa-bu-lo-so_ estas letras_son las que llevan..al camino de regreso.. pechan, pechan.. aplausos Daniel!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, seran trasmitidos oralmente a su autor!!

    ResponderEliminar